Spread the love

Mentiría si dijera que los artículos que escribo no me son importantes. También mentiría si dijera que no hay para mí unos más significativos que otros. Sí los hay. Y este es uno de ellos.

Es difícil explicar qué se siente cuando vives con Doña Ansiedad, a no ser que lo hayas experimentado. Pero por cada mujer que lucha con ese problema, hay muchas personas a su alrededor que quieren entenderla. A continuación presento 15 cosas que toda pareja que ame a una mujer con ansiedad debería saber.

1. No somos nuestra ansiedad.

Que se reduzca toda mi identidad a esto me hace sentir mal e inferior. Yo no soy mi ansiedad, soy mucho más que todo eso. Y que no lo veas me duele.

2. La ansiedad también es física.

El pecho se tensa, la mente se nubla y eres muy consciente del esfuerzo detrás de cada respiración. Cuando sientes que tienes a un pequeño niño histérico dentro tuya intentado salir es algo que se hace difícil de ignorar.

3. Todo lo consume.

La ansiedad es tan frustrante entre otras cosas porque el malestar físico hace casi imposible pensar en otra cosa.

4. Se puede tratar pero no se cura.

Se aprende a controlarla. Pero no es algo que desaparece por completo.

5. La terapia, los ejercicios y la medicación ayudan.

Sin embargo, cada persona necesita cosas diferentes, y no siempre estas 3 cosas.

6. Nuestra ansiedad es lo que probablemente nos hace tan productivas.

¿Has entregado una valoración tarde? ¿Has dejado sin hacer un trabajo? ¿Has dejado de ir a un compromiso? ¡Diablos, no!

7. Y puede ser un mecanismo de supervivencia.

La ansiedad puede hacernos más empáticas y conscientes de las dinámicas que nos rodean.


Spread the love