Spread the love

Qué es: Cada vez que surge un conflicto o un problema importante en la relación, en lugar de resolverlo se encubre con la emoción y sentimientos que surgen al comprar algo nuevo o ir de viaje a algún sitio.

Por qué es tóxico: No sólo barre los problemas bajo la alfombra (donde volverán a surgir más y más grandes), sino que establece un hábito poco saludable en la relación. Imagínate que una mujer cada vez que se enfada con su novio, el hombre “resuelve” el problema invitándola a cenar en un sitio increíble o comprándole algo caro.

Esto no sólo le da a la mujer un incentivo inconsciente para encontrar más razones para enfadarse con su pareja, sino que también le da al hombre la libertad de no sentirse responsable de los problemas de la relación. Y al final acabamos teniendo a un tío ausente y pasivo con la relación y a una mujer profundamente amargada pero superficialmente feliz.

Lo que debes hacer en su lugar: Lidiar con el verdadero problema. ¿La confianza estaba rota? Hablad sobre lo que se necesitaría para recuperarla. ¿Alguien se siente ignorado o despreciado? Hablar sobre formas de recuperar el afecto. ¡Comunicación, comunicación y más comunicación!

No hay nada malo en hacer cosas buenas por alguien al que quieres después de una discusión. Pero uno nunca debe usar regalos ni cosas materiales para reemplazar los problemas emocionales.

Los viajes y los regalos se consideran lujos por una razón, sólo los puedes apreciar cuando todo lo demás ya es bueno. Si los usas para tapar tus problemas te encontrarás con uno mucho más grande en el futuro.


Spread the love